Django Unchained, una historia de venganza

Este término de difícil pronunciación (la ‘J’ es muda) es el título de la nueva película de Quentin Tarantino. Se estrenará a finales de año en los cines de todo el mundo y como siempre que hablamos de un estreno del excéntrico director viene rodeada de una gran expectación. Se trata de un spaguetti western, escrito y dirigido por él mismo y protagonizado por un espléndido elenco de actores encabezado por Leonardo Di Caprio, Jamie Foxx, Christof Waltz, Kurt Russell y Samuel L. Jackson. Quentin quería filmar un western que tratara la parte más cruda de la historia norteamericana, hace mucho que la idea le rondaba en la cabeza, casi desde la época de Pulp Fiction, y es ahora cuando ha cogido forma.

En los albores de la Guerra de Secesión, la esclavitud era una realidad palpable en el sur más profundo de Estados Unidos. El argumento gira en torno a Django, un esclavo liberado que junto a un caza recompensas alemán protagonizan una terrible historia de venganza. La trama les lleva a dar con un cruel e infame entrenador de esclavos, que les instruye a luchar entre ellos como si se tratara de un deporte. Una dura historia que lejos de tener un tono de denuncia, es un spaguetti western con todas las letras.

Tarantino enfoca con maestría un tema en cierto modo tabú para la sociedad norteamericana, y lo hace utilizando sus ingredientes favoritos: Mucha violencia, acción, brillantes diálogos y un toque de humor. Hubo varios vaivenes en el reparto de la película. En un principio el director pensó en Will Smith para el papel protagonista, así mismo, también fue seriamente sondeado Kevin Costner para encarnar a un sádico entrenador de esclavos. Ninguno de los dos aparecerá finalmente en la película, y en su lugar Jamie Foxx será Django y el preparador de esclavos Kurt Russell. El caza recompensas será el actorazo Christof Waltz -quién también apareció en su última cinta, Malditos Bastardos-, y el malvado propietario de una plantación  Leonardo Di Caprio, al que se me hace raro verle con Quentin ejerciendo de malo, pero un grandísimo actor igualmente. Destacan también en el reparto Sacha Baron Cohen, Walton Goggins, James Remar, Don Johnson, James Russo, M.C. Gainey y un clásico y acompañante de Quentin en todas sus películas, Samuel L. Jackson.

En definitiva, un largometraje muy al estilo del peculiar cineasta, que toma el nombre del western “Django” de 1966, pero que lejos de ser un remake, sólo parece un simple guiño. Las historias revanchistas de Quentin Tarantino siempre prometen, y más después de haber visto Kill Bill. Recientemente pudimos ver el trailer y me sorprendió la ausencia de sangre, algo no muy común en sus películas, pero vibrante aun y todo. Tarantino reinventa un género desgastado como es el western, y lleva años soñando con este proyecto, así que creo que son razones suficientes para pensar que será un peliculón. De momento promete hasta la Banda Sonora, con música de Johnny Cash y James Brown entre otros. A partir de Navidades en los cines de todo el mundo.

Por Ignacio (@iaranburu10)

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Celuloide

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s