Archivo de la etiqueta: billie joe armstrong

El paseo por el alambre de Billie Joe Armstrong

Hace un par de meses conocíamos una de las noticias más esperadas: la mítica banda punk-rock Green Day tocará en el Bilbao BBK Live en julio de 2013. Es una de las confirmaciones festivaleras más sonadas, todo concierto del grupo californiano es una fiesta musical para los asistentes, temas clásicos y pegadizos que son cantados al unísono por miles de personas. Aunque una gran duda nos asalta ahora mismo en torno a la banda, y más concretamente a Billie Joe Armstrong, su carismático líder y vocalista cuyo delicado estado de salud preocupa a compañeros, representantes, discográfica y fans del grupo, que no son pocos en todo el planeta. Todo explotó en el iHeart Festival de Las Vegas en septiembre. Mientras tocaban “Basket Case”, Billie Joe fue avisado de que sólo les quedaba un minuto de actuación y tenían que dar paso de manera inminente al siguiente artista, Usher. Billie paró de tocar y gritó al público cabreado: Yo no soy Justin Bieber, estoy aquí desde 1988, déjenme enseñarles que puedo hacer en un minuto. Todo tipo de insultos y juramentos salieron de su boca y acto seguido perdió el control y reventó su guitarra, a lo que Mike Dirnt le acompañó destrozando su bajo. Una imagen ciertamente lamentable que ya hemos podido ver en ocasiones en otras bandas, pero no por ello deja de ser una actitud bochornosa y una falta de respeto hacia sus seguidores.

Todo este desafortunado episodio fue la gota que colmó el vaso y Billie Joe Armstrong ingresó automáticamente en una clínica de rehabilitación, quedando apartado de los escenarios y la vida pública. No es la primera vez que el frontman de Green Day tiene problemas con las drogas, ya tuvo que desintoxicarse hace años y esta vez ha vuelto a caer en el peor momento, en plena promoción de su nueva trilogía de discos y dejando una gira pendiente para el año que viene que depende completamente de la evolución del controvertido cantante. El grupo pidió disculpas y prometió que los médicos harían todo lo posible para verle de vuelta cuanto antes.

Billie Joe Armstrong Green Day

El grupo de Oakland es, junto a Depeche Mode y Kings of Leon, la principal baza de la próxima edición del festival bilbaíno. A Green Day la fama le precede, estamos hablando de un icono musical de los últimos 20 años. Ellos capitanearon la segunda ola punk más importante -la que se dio en los años 80 y 90- junto a bandas míticas también californianas como Offspring, Blink 182 o NOFX. Todos ellos se atrevieron a adaptar el clásico punk setentero a tiempos más modernos pero bajo el mismo dogma de utilizar canciones cortas, estribillos pegadizos y un sonido muy guitarrero. En el caso de Green Day, su música es comparable a la de otros grupos bandera del movimiento -Ramones, Sex Pistols, The Clash o Buzzcocks- y presenta claras influencias de  The Beatles, Bob Dylan y Queen. Además, una de sus inspiraciones más fuertes es Bad Religion, iconos y casi precursores del punk rock.

Siempre ha habido diferencias a la hora de calificar y etiquetar a una banda como Green Day, acusada más de una vez de ser demasiado comercial y echar al traste los principios del punk. En mi opinión es una vara muy difícil de medir, la música cambió mucho en 20 años y la aparición de medios masivos como la MTV propició que este tipo de bandas llegaran a una cantidad de gente mucho mayor. Billie Joe Armstrong siempre ha sido un activista muy influyente, vivía y vive preocupado por la realidad social y política de nuestros días y desde el principio ha utilizado siempre letras reivindicativas para transmitir su lenguaje. El alto nivel de protesta destacaba por encima de todo y sus temas se convirtieron en una crítica generalizada a los valores y la sociedad del siglo XX.

Tras dos primeros discos de gran calidad y firmados por un sello independiente, el éxito mundial lo obtuvieron  con “Dookie”, tercer álbum de los californianos y un clásico de los años 90, gracias al cual obtuvieron un Grammy. Es el trabajo más vendido de Green Day hasta la fecha con la friolera de 16 millones de copias en todo el mundo y sus tres singles -“Longview”, “Basket Case”, y “When I Come Around”- se convirtieron en himnos intergeneracionales. En 1994, Green Day irrumpió de lleno en el mainstream y comenzó a girar por grandes festivales. Quizá una de sus mayores anécdotas ocurrió en Woodstock, dónde el grupo provocó una increíble guerra de barro y tuvo que huir en helicóptero. La banda también era invitada a conciertos benéficos, y en una ocasión en el Madison Square Garden Billie Joe apareció en el escenario desnudo y cubriéndose tan sólo con una guitarra. Siempre ha sido un personaje peculiar y problemático y en algunos conciertos le ha faltado tiempo para lanzarse al público y liarse a puñetazos con los asistentes.

Después de unos años de descanso y éxito más moderado, en 1997 publicaron “Nimrod”, uno de sus mejores trabajos aunque menos popular que esa obra maestra del punk moderno llamada ‘Dookie’. Era un giro conceptual a su carrera, experimentaron con un sonido más maduro pero la recepción no fue la esperada por crítica y público, a pesar de tratarse de un gran disco. Uno de los temas más conocidos de este álbum es “Good Riddance (Time of Your Life)”, una balada acústica que fusiona las duras guitarras y los redobles de batería con arreglos orquestales y violines. Al año siguiente llegó el melancólico ‘Warning’, otro intento de volver a la cima pero que supuso un fracaso rotundo con el tiempo. Es el álbum menos vendido de la banda y un claro estancamiento en su carrera, a pesar de que seguían obteniendo reconocimientos y galardones.

Ya en 2003, después de un periodo de reflexión, discusiones e incluso el robo de unos temas que acababan de grabar, volvieron a la primera línea musical con “American Idiot”, una sátira demoledora que sacude el sistema norteamericano con furia, empezando por el propio título del álbum. Esta ópera punk -así lo llamaba Billie Joe- tenía un claro mensaje antibélico y criticaba con dureza a los gobernantes y al presidente norteamericano por aquel entonces, George W. Bush. Aquella fue la reactivación del grupo tras un descanso necesario para replantearse su música y lo cierto es que consiguieron su objetivo, la crítica les encumbró de nuevo y sus temas volvieron a brillar con luz propia en el panorama musical de principios de siglo. Nuevamente cosecharon infinidad de premios y Green Day se tomó otro descanso, esta vez de varios años.

En 2009 llegó “21st Century Breakdown”, otra ópera punk menos exitosa que su predecesora pero con un mensaje igualmente claro y rotundo. Esta vez hablan de los problemas personales, religiosos e incluso del desvanecimiento del sueño americano. Tanto  “21st Century Breakdown” como “American Idiot” cosecharon un Grammy a mejor álbum de rock y este último incluso gestó un musical. Ahora, en este otoño que acaba de terminar, han vuelto para volver a golpear al mundo con su música. La trilogía “¡Uno!, ¡Dos!, ¡Tré!” es descrita por el propio Armstrong como una fiesta que iremos conociendo poco a poco. La tercera parte estaba prevista que viera la luz en enero, pero debido a la cancelación de parte de la gira los fans hemos sido compensados y ya se puede escuchar la trilogía al completo. Esta saga lleva de la mano un documental, “Quatro”, que se estrenará pronto.

Green day

Green Day se ha ido reinventando con los años con más o menos éxito, y aunque ha llegado a ser calificada de banda pop comercial ha querido mantener su esencia punk, que podrá gustar o no, pero es palpable. Realmente, puede que ni siquiera el punk rock siga siendo un género musical activo, las infinitas variantes de su sonido han dejado al descubierto grupos y tendencias difíciles de clasificar. A estas alturas, sólo falta por saber que ocurrirá con el flamante líder de la banda californiana, si se rehabilitará y si volverá a cantar, y por supuesto cuando será. Se hablaba de enero como fecha para volver a los escenarios y continuar la gira, pero todo dependerá de su evolución. La incertidumbre que rodea al cantante es otro capítulo más en la historia de un grupo que siempre ha dado que hablar, sobre todo con sus temas. Ya lo decía el propio Billie Joe Armstrong: la música puede cambiar a la gente.

Deja un comentario

Archivado bajo Música